Gracias a su nuevo túnel de viento, Shoei ha conseguido elaborar un casco que va un paso más allá en cuanto a silencio y confort. El Qwest es un casco sport-turismo que contentará a los más ruteros, ya que la marca ha puesto especial énfasis en que, tanto por aerodinámica y ventilación como, sobre todo, por silencio de marcha, se reduzca la fatiga del piloto. No es un casco RR de circuito, sino 100 % de carretera, destinado tanto al día a día como a viajar.

El Qwest tiene una nueva estructura de fabricación mixta de la calota externa con fibra de vidrio y fibra orgánica reforzada de seis capas: la más blanda, la interna; la más dura, la externa, para que la absorción de impactos sea más efectiva y progresiva. El poliestireno expandido absorbente bajo la calota consta de dos tipos diferentes de material (dual liner): el que cubre el casco en general y el que ocupa sólo la zona superior de la coronilla, más densa.

También se ha prestado especial atención a la ventilación interna, para que el aire caliente se evacue de manera más efectiva, gracias a las nuevas tomas de aire superior y frontal, y a las de evacuación traseras laterales. El visor también es más generoso –es el mismo del X-Spirit II-, con pinlock para el sistema antivaho, y su cierre contra el casco está reforzado gracias a un pequeño muelle. Respecto al Raid II, ahora la calota incorpora un pequeño spoiler que mejora la aerodinámica, liberando la nuca del piloto de parte de las fuerzas que se generan (más confort).

La prueba
Durante la prueba pudimos comprobar la buena adaptación interna al contorno de la cabeza y las mejillas, con un tejido muy suave y agradable al tacto. El casco es fácil de poner y quitar, y para los que lleven gafas esta operación es muy sencilla, gracias al gran espacio que hay para las orejas. Los cierres de las tomas de aire frontales se manipulan fácilmente con guantes, no así las salidas traseras, algo más complicadas. En marcha, el casco elimina los silbidos y, sobre todo, todas las frecuencias agudas; sólo percibiremos los sonidos de frecuencias graves, como el inevitable ruido que genera el aire en nuestro casco, aunque no es para nada molesto. También oiremos claramente todo lo que pasa en nuestro entorno. Nuestras orejas no están taponadas. La visión es excelente y la aerodinámica es buena, no acusando fuerzas negativas cuando giramos la cabeza. La hermeticidad del visor es sobresaliente, sin entradas de aire.

En definitiva, el Qwest es un casco de elegantes formas, de medidas externas contenidas, muy cómodo, fácil de poner y, sobre todo, muy silencioso.

Casco Shoei QWEST
$36.225,00
Cantidad
Casco Shoei QWEST $36.225,00

Gracias a su nuevo túnel de viento, Shoei ha conseguido elaborar un casco que va un paso más allá en cuanto a silencio y confort. El Qwest es un casco sport-turismo que contentará a los más ruteros, ya que la marca ha puesto especial énfasis en que, tanto por aerodinámica y ventilación como, sobre todo, por silencio de marcha, se reduzca la fatiga del piloto. No es un casco RR de circuito, sino 100 % de carretera, destinado tanto al día a día como a viajar.

El Qwest tiene una nueva estructura de fabricación mixta de la calota externa con fibra de vidrio y fibra orgánica reforzada de seis capas: la más blanda, la interna; la más dura, la externa, para que la absorción de impactos sea más efectiva y progresiva. El poliestireno expandido absorbente bajo la calota consta de dos tipos diferentes de material (dual liner): el que cubre el casco en general y el que ocupa sólo la zona superior de la coronilla, más densa.

También se ha prestado especial atención a la ventilación interna, para que el aire caliente se evacue de manera más efectiva, gracias a las nuevas tomas de aire superior y frontal, y a las de evacuación traseras laterales. El visor también es más generoso –es el mismo del X-Spirit II-, con pinlock para el sistema antivaho, y su cierre contra el casco está reforzado gracias a un pequeño muelle. Respecto al Raid II, ahora la calota incorpora un pequeño spoiler que mejora la aerodinámica, liberando la nuca del piloto de parte de las fuerzas que se generan (más confort).

La prueba
Durante la prueba pudimos comprobar la buena adaptación interna al contorno de la cabeza y las mejillas, con un tejido muy suave y agradable al tacto. El casco es fácil de poner y quitar, y para los que lleven gafas esta operación es muy sencilla, gracias al gran espacio que hay para las orejas. Los cierres de las tomas de aire frontales se manipulan fácilmente con guantes, no así las salidas traseras, algo más complicadas. En marcha, el casco elimina los silbidos y, sobre todo, todas las frecuencias agudas; sólo percibiremos los sonidos de frecuencias graves, como el inevitable ruido que genera el aire en nuestro casco, aunque no es para nada molesto. También oiremos claramente todo lo que pasa en nuestro entorno. Nuestras orejas no están taponadas. La visión es excelente y la aerodinámica es buena, no acusando fuerzas negativas cuando giramos la cabeza. La hermeticidad del visor es sobresaliente, sin entradas de aire.

En definitiva, el Qwest es un casco de elegantes formas, de medidas externas contenidas, muy cómodo, fácil de poner y, sobre todo, muy silencioso.